Seguridad al Volante

Tomar precauciones cuando llueve deber ser tu prioridad.

Al conducir con lluvia, lo primero que debes hacer es reducir la velocidad, adecuándola al estado de la calzada. Segundo, aumenta la distancia con otros vehículos para evitar el “efecto spray”, el agua pulverizada que sale de las ruedas del coche que nos precede al evacuar el agua, o de aquellos que nos rodean, reduce la visibilidad.

Cualquier cambio de dirección o maniobra deberá ser lo más suave posible para evitar reacciones bruscas o inesperadas de nuestro vehículo en conducción con lluvia. Recuerda siempre utilizar las luces intermitentes.

Mantente a salvo, cuídate y cuida a los tuyos. Sé responsable. Te esperan en casa.

Manejo4cluster

Seguridad al Volante
Share this