/ Seguridad

Plática de Seguridad de 5 Minutos: Seguridad con el Radiador del Carro

Introducción

Cada año muchas personas resultan heridas cuando están trabajando con ó cerca de un radiador de automóvil. Tomando algunas pocas precauciones, usted puede protegerse a sí mismo y su propiedad.

La mayoría de los motores de automóvil son enfriados por agua que circula a través del motor y luego es bombeada por el radiador. El aire pasa a través del radiador y enfría el agua, antes de que vuelva a circular a través del motor. Puesto que los sistemas de enfriamiento operan a altas temperaturas y presión, son peligrosos y deben tratarse con cuidado.

Introducción Puntual

Quemaduras relacionadas con el radiador:

  • Los accidentes relacionados con el radiador y el carburador son la causa del cinco por ciento de todas las quemaduras tratadas anualmente en centros médicos de los Estados Unidos.

  • La temperatura del agua de un radiador puede alcanzar los 270 grados F (aprox. 132º C) cuando el motor está recalentado.

  • Las estadísticas de los centros para quemaduras dicen que menos del uno por ciento de las quemaduras por radiadores y carburadores les ocurren a los mecánicos profesionales.

Precauciones de seguridad:

  • Permita que el motor se enfríe totalmente antes de abrir la tapa del radiador.

  • Cuando la presión ha disminuido puede quitar la tapa.

  • Use guantes resistentes y a prueba de agua ó un paño para proteger sus manos.

  • Apriete la manguera superior del radiador. Si la siente dura y rígida, las altas temperaturas y la presión pueden aun hacerle daño; no abra la tapa del radiador.

  • Manténgase alejado de mangueras enfriadoras hinchadas, ya que éstas pueden reventarse.

  • Enfriar la parte externa del radiador con agua es una buena idea, antes de abrir la tapa del radiador.

  • Nunca introduzca su mano en ó cerca del radiador, cuando el motor esté funcionando.

  • Nunca coloque su mano en el área del ventilador del radiador, porque muchos vehículos están equipados con ventiladores eléctricos que empezarán a funcionar sin ningún aviso.

Cierre

Las heridas relacionadas con los radiadores son usualmente muy serias. Las quemaduras, escaldaduras y heridas en los ojos son dolorosas, difíciles de tratar y muy costosas. No se acelere para abrir el radiador ó prestar mantenimiento al sistema de enfriamiento. Permita que el motor se enfríe antes de comenzar a hacer reparaciones y recuerde que las aspas de un ventilador pueden ser muy peligrosas.

Plática de Seguridad de 5 Minutos: Seguridad con el Radiador del Carro
Share this