El arte de delegar

El arte de delegar es sin duda una de las principales habilidades que debe de tener todo directivo, imprescindible para tener resultados extraordinarios. En términos muy sencillos: delegar consiste en tener la habilidad de asignar la responsabilidad específica a la persona indicada, en el tiempo adecuado y de la manera correcta.

De modo que existen dos caminos: o puedes ser tú quien haga el trabajo, o puedes asignárselo a otra persona.

Como líder, una de tus principales funciones consiste en desarrollar a las personas que tienes a cargo. Así, la delegación es el medio que puedes utilizar para sacar lo mejor de las personas que ya colaboran en tu empresa. Esta es una línea de acción tomada de mis lecturas de Tracy que sirve para tal cometido:

-Primero tienes que pensar la tarea de principio a fin. Decide exactamente qué debe hacerse. ¿Cuál es el resultado que esperas?

-El segundo paso es establecer estándares para la evaluación del desempeño. ¿Qué medida usarás para determinar si la tarea se realizó correctamente?

-El tercero es determinar un cronograma y establecer una fecha límite para la finalización de la tarea.

Experiencia para la realización de las responsabilidades

La experiencia del personal respecto de las responsabilidades, es decir, el puesto que tienen y que tan competentes son, te servirá de guía para delegar el trabajo.

El arte de delegar
Share this